Tu Iglesia-Congregación En El Internet

 

Los cielos cuentan la Gloria de Dios y el firmamento la obra de sus manos

BAJAR ESTE LIBRO

Libro: ¿Quién Eres Tú?

¿Quién Eres Tú?






¡Así te pregunta el Señor!

Lo que siente el Señor por sus Ministros




Ministerio El Evangelio Para Todos



 






Barranquilla, Colombia, 12 de septiembre del año 2009

Por: Ministerio El Evangelio Para Todos
Víctor de los Santos Alemañy
Ministro del Señor
www.evangelioparatodos.com




AUTORIZACIÓN
Este pequeño libro, tiene usted permiso de reproducirlo, pero
nunca jamás hacer comercio con él.






Siempre consulta tu Biblia y confirma con Dios, nunca crea a todo lo que te digan, consulta con Dios, el Espíritu Santo de Dios te da testimonio de lo que oyes y ves.


 




Este libro es un regalo especial



Para: ___________________________________


De: _____________________________________


Fecha: _________________________






 





ORAMOS


Eres Poderoso, Todopoderoso, misericordioso, grande, amoroso,
eres el Padre, Dios eterno, eres el Hijo, Jesucristo, eres el Espíritu
Santo, te adoramos porque te merece toda adoración.
Eres santo, santo, santo y todo mi ser sea lleno de tu Gloria en este
momento.

Escudriña mi corazón y abre mis oídos, abre mis ojos para oír, para
ver y para entender todo lo que aquí se diga.
Amén.

 




Te voy a decir quién eres tú para Dios. No te lo digo de mi propia cuenta, no te lo digo como algo lindo que decir, ni escribo o pienso por unas emociones pasajeras. Yo así lo expreso como resultado de una experiencia profunda en el Señor, en estos días, en especial en la mañana de hoy sábado 12 de septiembre de 2009. Esto es lo que siente el Corazón del Señor por sus Ministros.

Eres para Dios todo esto:
 

 

  1. La niña de sus ojos

  2. Su especial tesoro

  3. La perla de gran precio

  4. Su pequeñito(a) amado(a)

  5. La Luz del mundo

  6. La sal de la tierra

  7. Ministro como llama de fuego

  8. Rey y sacerdote

  9. Coheredero de todas las cosas

  10. Eres quién te amó hasta el gran sacrificio

  11. Embajadores
     

Es necesario que nos sumerjamos en tiempo y el espacio que Dios ha creado por causa de nosotros para viajar, para ver y vivir cada momento.
 



La Niña de sus Ojos

El siguiente es una porción del cántico de Moisés, un poema, un mensaje, una declaración:

Deuteronomio - significa Segunda Ley

32:9 Porque la porción de Jehová es su pueblo; Jacob la heredad que le tocó.
32:10 Le halló en tierra de desierto,

Y en yermo de horrible soledad;

Lo trajo alrededor, lo instruyó,

Lo guardó como a la niña de su ojo.

En esta canción de Moisés expresa como Dios te ha amado y protegido desde cuando no lo conocías realmente y le eras infiel. Expresa como te cuida y ama.

En la siguiente historia se narra el pueblo de Dios, refiriéndose específicamente a tí mismo en este tiempo actual, narra como Dios envía su ángel a libertar a su pueblo, a tí, de la esclavitud y el sometimiento de los impíos sobre tu vida. Y en ese proceso de expresa lo que eres para Él, te dice a donde te va a llevar a vivir en alegría y gobernará a favor tuyo.

Estas son palabra revelada por Jehová a Zacarías, profeta de Dios. (520 años a. C. aproximadamente)

Zacarías 2:8 Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la gloria me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de su ojo.
 




Su Especial Tesoro

La siguiente es palabra dicha a Moisés para que decirla a su pueblo, para decirte a tí, otra vez, una vez más. Esto ocurrió a 3 meses de salir de Egipto, a poco tiempo de Cristo salvarte y entrar en su camino.

(Éxodo - significa salida)
Éxodo 19:5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.

¿Añadiré un comentario a esto? ¡No! Pues ya lo estás recibiendo de parte de Dios.

Palabra de Jehová a través del profeta Malaquías. Protefiza a Jesucristo, que envía a su Hijo amado que presentará ofrenda de justicia. Indica el juicio contra el pecado, la corrupción. Corrupción, palabra común en este tiempo.

Dios quiere bendecirte y te exhorta que voluntariamente y de todo tu Corazón ofendes al Señor frutos de justicia.

Dios reclama la falta de dar ofrenda y diezmo, no porque Dios necesite algo de nosotros, sino como ofrenda de justicia. Y habla de los soberbios que rechazan esa palabra y que dicen de sí mismo que aún con esa actitud son prosperado.

Es un tiempo, ahora es el tiempo, de reflexionar acerca del diezmo, no de la ofrenda, sino del diezmo. Unos con férrea convicción están en contra del diezmo e incluyen el argumento de que muchas iglesias se roban el diezmo.

Pero es diezmo no es otra cosa que una ofrenda voluntaria. Si no lo puedes dar, que sea con sinceridad y no por rebeldía, si lo das, que sea como una ofrenda de amor y obediencia a Dios. ¿O acaso Naamán el general sirio, no era mejor que simplemente por la palabra del profeta fuera sanado de su letra y entonces tuvo que sumergirse en un río sucio y fue sano?

Malaquías 3:16 Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que  piensan en su nombre.
3:17 Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los
ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el
hombre que perdona a su hijo que le sirve
.
 



La Perla de Gran Precio

El Señor Jesucristo nos enseño grandemente a través parábolas. En este caso la parábola "La Perla de Gran Precio", la cual está escrita en Mateo 13:45-46. Esta perla ilustra el Reino de los Cielos. Pero tú, eres la perla de gran precio para este mundo lleno de tinieblas y corrupción. ¿Acaso no has notado que la gente que no ha nacido de nuevo te ve a tí con gran valor y en momentos críticos eres La Perla de Gran Precio?

Mateo 13:45 También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas,
13:46 que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró
.

Dios, por su amor, te ha convertido en La Perla Preciosa de gran precio para tu comunidad, para tu ciudad, para tu país, para el mundo entero.

Sigamos ahora en la simbología del Reino de Dios, el Reino de los Cielos. Se dice que Barranquilla es la Puerta de Oro de Colombia. Se le ha dado ese símbolo por la entrada y salida de comercio y acceso al mundo entero por su ubicación geográfica y otros atributos.

Vemos la profecía de lo que hemos de disfrutar:

Apocalipsis 21:21 Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.

Puerta, piensa esa palabra, puerta. Decimos que Dios nos abre puertas, que se abrirán puertas de prosperidad y otras simbología para expresar Bendiciones de Dios.

Te tengo una noticia, tú eres puerta, eres Perla de gran precio, eres bendición para muchos. ¿Acaso no puedes ser PUERTA en tu ciudad, en tu país? ¡Claro que sí! Puedes ser Puerta de Perla ocupando un cargo de eminencia como presidente de la República, como Ministro, como Gobernador, como Alcalde, como Senador, como Concejal, como Director, como muchas cosas. ¡Eso sí es una puerta, eso sí es una Perla de Gran Precio!

¿Es la primera vez que Dios te lo dice? ¡Creo que no!

 





Su Pequeñito (a), Su Amado (a)

La forma más amorosa de expresar como Dios te ve, la expresó el Señor Jesucristo cuando le advierte a todos, incluyendo a otros cristianos, lo que le puede pasar si hacen tropezar a unos de sus pequeñitos.

Mateo 18:6 Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar.

Dios nos protege como el padre amoroso protege a su pequeño hijo.

También somos motivo de que otros reciban bendición, reciban recompensa.

Mateo 10:40 El que a vosotros recibe, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.
10:41 El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá.
10:42 Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa
.

Para no ser superficial, ya habiendo leído esto, analicemos y mírate a tí mismo.

Dice el Señor que al que Dios envía a algo, al profeta, al justo, estos son los pequeños del Señor. Dice los pequeñitos, no dice los grandes ministros, no dice los ilustres, no dice los doctores, dice los pequeñitos del Señor.

Hablemos del vaso de agua y de lo que puede significar en nuestro tiempo actual. En esta historia estamos en una región de clima seco, rodeado de desierto, donde el agua no es fría, incluyendo el agua para tomar. O sea, que un vaso de agua fría en ese clima tan terrible, es un tesoro, una bendición. Hoy en día, un vaso de agua fría puede que no signifique mucho, pero sí significa mucho el que alguien nos supla una necesidad en el momento oportuno. Ciertamente esa persona recibirá recompensa de parte de Dios por causa tuya.
 

 

 

 

Continuación ....

 



La Luz del Mundo

El Señor Jesucristo, sentado en un monte predicaba y enseñaba a la multitud. A estás palabras que se escribieron el libro de Mateo, y luego se tituló como el "Sermón del Monte" Una de esas enseñas es que el cristiano, el creyente, el que ha nacido de nuevo es Luz en este mundo.

Mateo 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
5:15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.
5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos
.

La exhortación del Señor es que alumbres tú con tu comportamiento, con tus obras, con tu manera de vivir. Esa luz, los vecinos, los compañeros de trabajo, la gente en la calle la distingue. Ellos saben que tienes luz, entendimiento, y que cuando necesitan un consejo, necesitan algo, o se sienten en tinieblas, te ven a tí como una esperanza para encontrar el camino en la vida diaria y no seguir tropezando.

¿Te han buscado cuando alguien tiene un problema grave?

Cristo vive en tí, por eso es que eres Luz del mundo.

Juan 8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Y otra vez Jesús dijo:

Juan 9:5 Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.

Así qué, mientras tengas un aliento de vida en este mundo, Cristo vive en tí y eres luz del mundo.
 



La Sal de la Tierra

Jesús, el Señor, el Todopoderoso, dice de tí:

Mateo 5:13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

En esta simbología de lo que eres tú. La sal es lo que da la sazón a la comida. Resalta el sabor, lo complementa, la hace más sabrosa, según el menú variado que se prepare.

Así somos en todas las cosas, el cristiano, no el religioso, el cristiano que tiene a Cristo en su corazón, ese cristiano refleja algo diferente al mundo, algo que ven los demás. La alegría del cristiano cuando está en un lugar, es diferente a la alegría de uno que no lo son.

El cristiano como la Sal de la Tierra, cuando está en una empresa, hace la diferencia en el convivir con los compañeros de trabajos y con el público. En una reunión, en una conferencia, en una presentación, un grupo de hijos de Dios hace notar un ambiente diferente. Si el conferencista es un hijo de Dios, se nota la diferencia a cuando no lo es.

Entre unas personas o una persona que esté pasando por tribulación o angustia, somos sal, damos el sazón, la razón de vivir a esa o esas personas, pues con solo tú presencia o unas palabras tuya, como del corazón de Dios, das sazón a la vida desabrida de esa persona.
 




Ministro Como Llama de Fuego

Primeramente veamos la carta dirigida a los hebreos, que por tal razón a esa carta se llama libro Hebreos, la cual se atribuye a que fue escrita por Pablo, apóstol del Señor.

Hebreos 1:7 Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego.

Aquí literalmente se refiere a los ángeles ministradores de Dios. Y que todo ministro de Dios es como llama de fuego.

Nosotros, tú, los que Dios a llamado a ministrar su palabra, somos Ministros del Reino de los Cielos, así como hay Ministros de Relaciones Exteriores de un país, mejor aún somos nosotros.

Por la Palabra predicada, expuesta, divulgada, anunciada, por esa palabra se rompen cadenas, se da libertad al cautivo, se sanan los enfermos. Esa palabra del ministro de Dios es como llama de fuego que consume el pecado, que penetra el alma, que discierne los pensamientos.

Comportamiento de un Ministro:

2 Cor 6:3 No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado;
6:4 antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias;


Veamos lo que Saulo de Tarso, el que luego se llamó Pablo, testifica de su conversión de su encuentro con Jesús:

Hechos 26:15 Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues.
26:16 Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti,

Este fue el llamado de Pablo, el tuyo es diferente. Tú puedes tener uno o más ministerios.

Ejerce tu ministerio con fuego del Espíritu Santo:

1 Cor 12:4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.
12:5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.
12:6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.
12:7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.
12:8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;
12:9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.
12:10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.
12:11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.
12:12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.


Ningún ministerio es inferior al otro, pues todos son dado por el Señor para Gloria y Honra de su nombre, para la salvación del pecador, para la sanidad de su pueblo. Todos unidos somos el cuerpo de Cristo, el que actualmente está esparcido pero no por mucho tiempo.
 



Rey y Sacerdote

Melquisedec, en la história Bíblica, es uno que literalmente era rey y también sacerdote en el templo del Dios Altísimo. Fue el que bendijo a Abraham

Génesis 14:18 Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino;

Juan, uno de los 12 apóstoles, escribe el mensaje de Dios a las siete iglesias y testifica de él mismo:

Apocalipsis
1:4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;
1:5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,
1:6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.
1:7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.


Juan, testigo de Jesucristo, afirma y testifica que Dios nos hizo (a todos los creyentes nacido de nuevo) reyes y sacerdotes.

Es momento de entender la santidad y el honor que tienes de ser llamado rey y sacerdote de Dios.

Juan lloraba mucho porque veía que no había nadie digno de abrir el libro y de leerlo, y Jesucristo, llamado también Cordero inmolado, León de la tribu de Judá, el es digno. Y en el cielo hubo cánticos y se testifica lo que Dios hizo con nosotros:

Apocalipsis
5:8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los
santos;
5:9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;
5:10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.


Actualmente somos reyes y sacerdotes, y luego, cuando venga el milenio lo seremos también en una forma más directa.

¿Qué conlleva eso? El Espíritu Santo de Dios te lo irá demostrando a través de toda tu vida.

 



Coherederos de Todas las Cosas

El apóstol Pablo en la carta a la iglesia en Roma, carta llamada como libro Romanos, en capítulo 7 describe la lucha de los deseos carnales y el pecado, y en el capitulo 8 describe el vivir en el Espíritu y renunciar a las obras de la carne por medio de Cristo. Y por ser de Cristo somos coherederos de todas las cosas.

Romanos
8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados
.

Amado (a) hermano (a), dice claramente, y yo lo creo, que como hijos de Dios, somos herederos y coherederos con Cristo. Pero es importante resaltar, para no pecar de tapar las cosas y fantasear, que si padecemos juntamente con él. ¿Y quién es él? ¡Cristo! Ese es Él.

No te sorprenda, ni tomes temor porque dice "si padecemos por Él". Hace rato, pero que hace rato, que ya estamos padeciendo con Él. ¿Y es que acaso cuando te quebrantas por un pecador y una situación mala y vas a la presencia de Dios, acaso no es eso padecer con Cristo? ¿Sentir el dolor que siente Cristo con situaciones y pecados, acaso ya no hemos estado padeciendo con él? ¿Acaso cuando te sientes mal de pecar o fallarle a Dios, acaso ya no estás padeciendo con Él? No es cosa rara, que hace rato que estás en el Río del Espíritu de Dios.

Eres Quién Amó Hasta el Gran Sacrificio

La siguiente declaración no añade mucha explicación:

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

En Isaías capitulo 53 se dice que ya sucedió algo que va a pasar unos 800 años más tarde. Se profetiza el sacrificio de Cristo y la voluntad del Padre de ofrecerlo en sacrificio, o sea, que tú ya estabas en el pensamiento y en el corazón de Dios:

Isaías 53:9 Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.
53:10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.


Definitivamente, nadie te ama como el Padre y Jesucristo el Señor.
 



Embajadores

Esto es lo que eres en este mundo, embajador (a) del Reino de los Cielos, del Reino de Dios.

Ve despacio, pero despacio en el significado y la profundidad de Dios en las siguientes declaraciones:

2 Corintios
5:13 Porque si estamos locos, es para Dios; y si somos cuerdos, es para vosotros.
5:14 Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron;
5:15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.
5:16 De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así.
5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
5:18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;
5:19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.
5:20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.


Somos Embajadores, Embajadores de Cristo. Un embajador de cualquier país, es un representante de su presidente y a la vez de su país. Ese embajador procura que haya amistad de otro país con su país, procura ser digno representante. No es un embajador por conveniencia o por sacar provecho, no, es uno de dignidad y respeto.

La misión principal tuya como Embajador (a) del Reino de Dios es llevar la palabra de reconciliación, de tal manera que el pecador se reconcilié con Dios, es llevar a esa persona a que sea el nuevo ciudadano del Reino de Dios, del Reino de los Cielos.

Y Todo Eres Tú

Sí, todo esto eres tú.

Observa que he declarado, en forma no directa, que jamás, jamás, pero jamás te apartarás de Cristo, que siempre, siempre, siempre eres hijo (a) de Dios, sellado (a) con el Espíritu Santo para ese día Glorioso.

No te corrompas, que ellos se conviertan a tí y no tú a ellos. Es momento de la Gloria de Dios sobre Colombia.

Toma acción en todo lo que Dios te presente para hacer, esto incluye tomar posesión como Alcalde, Gobernador, Presidente de la República, de lo que esté en tu poder, en el nombre de Jesucristo, y de apoyar o tomar acción.

Es tiempo de que los Hijos de Dios tomen el control, y cada cual haga según Dios le dirija y no por voluntad de otros. Unos están para orar e interceder, otros para orar y accionar, pero todos en un mismo sentir.
 

 

Te bendice con toda bendición

Víctor de los Santos Alemañy


Ministro del Señor

Ministerio El Evangelio Para Todos
www.evangelioparatodos.com
Tu Iglesia (Congregación) en el Internet
E-mail: evangelioparatodos@gmail.com